Dolor crónico y ejercicio

En ESPAÑA el dolor crónico afecta a aproximadamente el 18% de la población, y su intensidad se considera entre moderada e intensa en el 12% de casos.

Se estima que el coste económico que supone el dolor crónico en España es del 2-2,8% del PIB, aproximadamente unos 15.000 millones de euros.

Las patologías más prevalentes en España son las siguientes:

Dolor lumbar: La prevalencia de lumbalgia puntual estimada en la población española adulta (mayor de 20 años) es del 14,8%

Dolor neuropático: 32,8% de los españoles padecen de dolor neuropático.

Dolor musculoesquelético: La prevalencia del dolor musculoesquelético crónico en la población es del 21%.

Artrosis: Más del 50% de la población mayor de 65 años presenta algún tipo de osteoartritis, siendo la articulación más afectada la rodilla.

Pero una pregunta realmente importante ¿QUE ES EL DOLOR?

International Association for the Study of Pain define el dolor : “una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a una lesión tisular real o potencial (se refiere a qué no haya una lesión verificable)”

La Organización Mundial de la Salud considera el dolor crónico como la mayor amenaza para la calidad de vida a nivel mundial que va en aumento de forma paralela al aumento de la esperanza de vida.

Dolor crónico:

  • Paciente con más de 30 días con dolor que no remite con fármacos.
  • Paciente con 3 episodios del mismo dolor en 1 año.

El dolor es un proceso cerebral

Fisioterapia y ejercicio en el dolor crónico

Desde la FISIOTERAPIA podemos ayudar mediante el ejercicio terapéutico, pues es una de las herramientas más contrastadas por la ciencia.

Se define el ejercicio terapéutico como la prescripción de un programa específico de actividad física que involucra al paciente en una tarea voluntaria (realizar una contracción muscular y/o movimiento) para aliviar la sintomatología, mejorar la funcionalidad y/o mantener o frenar el deterioro de la salud.

Algunos de los objetivos del ejercicio terapéutico son;

Luchar contra la kinesiofobia y otras variables psicoemocionales.

Evitar caídas, mejorando los resultados a corto, medio y largo plazo.

Acortar tiempos de curación. (Ideal el trabajo multidisciplinar)

Reconducir cualquier tipo de compensación para mejorar la eficiencia del movimiento.

Mejorar, avanzar y prevenir.

El principal problema de este tipo de actuación es el DESCONOCIMIENTO.

La fisioterapia también utiliza otras herramientas como la gestión del estrés, la higiene del sueño y la educación.

Es esencial educar al paciente, explicar ¿Qué es el dolor? ¿Cómo funciona?. Para conseguir la adherencia del tratamiento, conseguir esa constancia de trabajo que es clave para alcanzar los objetivos.

Todos estos factores van a conseguir que el tratamiento sea mucho más efectivo.

El artículo científico anterior no habla sobre que el ejercicio debe considerarse la piedra angular del tratamiento conservador en pacientes con dolor crónico musculoesquelético. Los objetivos son reducir el dolor, mejorar la forma física y optimizar la realización de actividades domésticas, laborales y sociales.

Se ha demostrado la efectividad del ejercicio en pacientes con cefalea tensional crónica y migrañas, se desconoce la frecuencia, volumen e intensidad, siempre debería ser adaptado e individualizado.

Una de las claves que destaca el artículo es la realización de ejercicio durante unas semanas para comenzar a notar mejoría, no se especifica en cuantas semanas, algunos artículos hablan de 8 semanas y otros de 12 semanas en adelante.. Se destaca la persistencia en el ejercicio y disminuye la percepción del dolor en pacientes con dolor crónico.

Proximamente continuaremos escribiendo sobre el dolor crónico y las herramientas para combatirlo.

Recuerda, MUÉVETE LO QUE PUEDAS, PERO MUÉVETE

No dudes en contactar con nosotros si lo necesitas

Estamos para ayudarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.