Esguinces de Tobillo

Hoy queremos hablaros sobre una de las lesiones más frecuentes del ámbito deportivo (desde fútbol, baloncesto, correr por montaña…), el Esguince de Tobillo.

El objetivo de esta publicación es que sepáis qué es un Esguince de Tobillo, cómo nos pueden afectar los esguinces mal curados para el futuro, y cómo prevenirlos.

Empecemos por el principio, ¿Qué es un esguince de tobillo?

El término esguince se refiere a una lesión de los ligamentos que limitan y dan sujeción a una articulación (los mecanismos pasivos de protección), causada por una fuerza de tracción, la cual requiere necesariamente un mecanismo indirecto que estire estos ligamentos, de manera que la articulación se vea obligada a realizar movimientos en ciertos rangos articulares que van más allá de los límites de la articulación. 

El complejo ligamentoso externo es el que tiene mayor relevancia en las afectaciones ligamentosa del tobillo por su gran frecuencia lesional.

Dentro de esta lesión podemos encontrar diferentes grados de gravedad:

-Esguinces de primer grado.  El ligamento presenta una cierta distensión o desgarro de sus fibras por un aumento anormal de la longitud del ligamento, con escasa  inestabilidad de la articulación, o en casos muy leves ninguna. 

-Esguince de segundo grado. Son de gravedad modera, se puede apreciar una interrupción incompleta del ligamento, con separación de las fibras ligamentosas, la cual ocasiona una cierta inestabilidad. 

Clínicamente las lesiones de grado I y de grado II tienen bastantes similitudes; el paciente referirá un dolor instantáneo y de diversa intensidad pero, en el caso de que el paciente sea deportista, no suele impedir que  continúe con la práctica deportiva. 

Cuando terminen dicha actividad y estén en reposo, los pacientes notan un incremento de este dolor, con una impotencia funcional absoluta la cual no le permite mover la articulación del tobillo y apoyará el pie con dificultad y dicho gesto le provocará dolor.

-Esguinces de tercer grado. Las más graves.  La solución de la continuidad del ligamento es completa y por tanto la inestabilidad articular ocasionada es más representativa que en las lesiones de grado II. Los extremos de los ligamentos estarán más separados en cuanto mayor sea la fuerza lesional. Esta separación también dependerá del mecanismo lesional y de las características del ligamento afectado.

Clínicamente el paciente referirá dolor instantáneo y de alta intensidad, este dolor suele ceder notablemente a los 10 minutos, lo que hace que el deportista retome la práctica deportiva aunque con dificultad.  Una vez en reposo aparecerá inflamación en forma de “bola” en la proximidad del hueso. Los pacientes también expresan una gran inestabilidad en la articulación.

Ahora que ya sabemos lo que es un esguince de tobillo, ¿por qué es tan importante curar bien estas lesiones?

Los esguinces de tobillo afectan de manera directa al sistema ligamentario (como hemos dicho antes), pero tras esta lesión inicial, todas las estructuras del pie y de la pierna se ven afectadas por la presencia de ese esguince.

Tras el esguince, los mecanismos pasivos de seguridad (los ligamentos), están comprometidos, por lo que los mecanismos activos (lo músculos), se hacen cruciales para mantener la seguridad del tobillo y de la pierna.

Dentro de estos músculos cobran especial importancia los músculos peronéos, los gemelos, el sóleo, la musculatura intrínseca de pie, y los tibiales (aunque podríamos citar muchos más). Tampoco podemos olvidarnos de otros músculos que nos dan estabilidad, pero que no se encuentran en la pierna, como los Abdominales y los Glúteos.

Por tanto, en la rehabilitación, será crucial fortalecer esta musculatura lo antes posible (el reposo más de los primeros 2-3 días no estará recomendado salvo excepciones), para tener este mecanismo de seguridad en las mejores condiciones posibles.

Si no lo tenemos entrenado, tendremos más inestabilidad, más riesgo de lesiones y recaídas, y más dolores por la sobrecarga que ejercemos al caminar o al hacer actividades del día a día con esta zona debilitada.

Otro aspecto que tenemos que tener en cuenta es el generar movilidad temprana, sino, corremos el riesgo de quedar con limitación de movilidad en el pie, la cual generará sobrecargas a otros niveles para tratar de paliar este déficit (más sobrecarga en las lumbares o en la cadera por compensar con estas regiones).

Ahora que ya sabemos qué es un esguince y qué aspectos del mismo pueden generar problemas a largo plazo si no se rehabilita correctamente, así que vamos a quizás lo más importante… ¿Cómo prevenir estas lesiones?.

Es imposible prevenir al 100% cualquier lesión, pero si podemos reducir el riesgo de padecerla. Para ello tenemos que tener en cuenta las causas típicas de la lesión, el deporte o la actividad física que realiza cada persona, si ha tenido otras lesiones previas…

Para prevenir estas lesiones tenemos que fortalecer y acostumbrar a las cargas lesivas a esos agentes protectores activos que tenemos: los músculos!!

Será importante incorporar ejercicios de estabilidad (trabajo de CORE, de glúteos), trabajos para mejorar el control de los pies (mejorar la pisada, la técnica de carrera y los aterrizajes), mejorar la propiocepción (equilibrio, ojos cerrados, superficies inestables…). 

Otro punto importante será valorar la movilidad de ese tobillo, y en el caso de que esté limitada, tendremos que trabajar sobre ella (tanto con terapia manual como con ejercicio).

Estos son los principios, después tendremos que aplicarlos de forma personalizada para cada paciente, en función de las condiciones iniciales, el tipo de actividad física, teniendo en cuenta sus gustos y sus miedos.  Cada paciente es un mundo y por tanto cada protocolo de prevención tendrá que ser personalizado, pero siempre seguiremos estas pautas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si has tenido algún esguince de tobillo y no le has dado importancia a su rehabilitación en el pasado, si notas que se te tuercen frecuentemente los tobillos, si quieres trabajar estas zonas para que, cuando vuelvan las actividades deportivas y las competiciones, tengas menos probabilidades de lesionarte, no dudes en contactar en nosotros!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.